ingeniería gris

Aquí, donde me vacío. En esta miserable ingeniería gris.

Inyectando a la líquida ingravidez, los colores de mis pautas.

Aquí donde me arrimo, profundo, a una piedra, no sin dotarla de mi estructura; textil de arena, de mis dedos acres, posado lento sobre la espuma, si me acerco al mar.

Toco hondo y lento el ruido, decreciendo sus palabras, por no despertar al silencio que vendrá cuando te vayas.

Horizonte, baja, pósate aquí frente a mi eco, yo rozo enteros tus gruesos huecos de Sol.

Hueco sucio, suelo.

Así anochece en esta máquina de coser letras en sentido horizontal, palpando Tierra que palpa muertos, rozando aire virginal.

Se derrama con temple mi boca sobre colores proyectados en la hiedra del jardín, brotan ebrios los sonetos, de nuevo al hueco sucio del suelo iré a acabarme.

A cavar poros de vidrio, que construyan la espiral de lo que tú, por mi, careces.

Enrollarnos, podridos, nos queda, a la exquisita curva de tu perfil.

Febril, angosto e inerte techo de mis quehaceres, sucumbo a tu borde negro, contra mi última palabra añil. Olvídame, si quieres, yo me quedo aquí, donde me acabo, donde regreso a luchar contra la ausencia.

 

 

 

 

.

 

 

 

Anuncios

Publicado por

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s