Querida Alicia:

ésta es la quinta vez que intento escribir una carta para ti, pero hay una maldita mariposa revoloteando por el salón. El motivo por el que te escribo es que tengo que decirte que no quiero ver tus labios otra vez, menos aún si vas a seguir utilizando ese pintalabios anaranjado. No quiero ver más tus “cositas” por aquí, toda mi casa está revuelta, llena de baratijas que desprendes al desvestirte; todo lleno de plantas ridículas, de anillos, de libros enormes. No quiero volver a verte aparcar frente a la ventana para poder comprobar a media noche que tu coche de muñeca sigue ahí. Ni escucharte hablar otra vez sobre esas cosas tuyas del tiempo y los horrores y los bichitos que escuchas al dormir. No soportaría un paseo más contigo, ni tus fotos movidas y oscuras y feas, tus horribles fotografías.

Enviaré todas tus cosas a tu nueva dirección, sea cual sea, no quiero dejar rastro de ti aquí; a tus manzanas empieza a salirles moho, sabes que yo no como esas cosas, te las enviaré también. Y los pantys y las cremas y tus lirios. Te enviaré todo, aunque quizás me quede con la mariposa.

 

 

Anuncios

Publicado por

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s