Lo inconexo

Vivir sin percibir la belleza es padecer una enfermedad, existir solamente como paso por la materia, desear convertirse en una sombra a la que poder llevar flores.


Lo único que me permite vivir con calma es lo inconexo, aquello que ocurre en la curva que se traza desde el ojo a la materia.

Como un baño de luz, la belleza se propaga en todas direcciones, se posa, se absorbe, es reflejada y nos permite, con brusquedad, percibir la poesía que habita el mundo, la que a oscuras no podemos ver.

He visto tantos rostros bañados por esta luz, vértices rozando la belleza que de refilón viaja.

Inútilmente tratamos de encenderla y apagarla a nuestra voluntad para no tropezar con la fealdad que, como la oscuridad, asusta e impide ver.

Ojalá poder bañarse en cualquier cuerpo, absorber toda esa luz…

 

 

 

 

 

Anuncios

Publicado por

3 comentarios sobre “Lo inconexo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s