Contaminación anímica


Evito extrapolarme en direcciones incontrolables, pero a veces me diluyo con lo absurdo. Crece el tedio a lo incontrolable, aunque odie también lo estático; orbito sobre un maxilar cualquiera sin hambre ni exceso. Se mecen las horas en pareja: las cuatro, las cinco, el eterno retorno lo engulle todo, vomita nada y de ella nos empapa.

No aguanto tener que volver con la mente al pasado, no aguanto tener que volver con la lengua al futuro; sólo quiero estar en esta adolescencia tardía, rosada como todas, mirando en el espejo lo inútil que me vuelvo.

 

 

Anuncios

Publicado por

Un comentario sobre “Contaminación anímica”

  1. Es impresionante, no sé porqué ni me interesa, pero me abres las carnes de par en par… siempre a tí, gracias. Gracias por haber leído uno de mis poemas y traerme a este lugar tan bonito. Thanks. …..contaminación….anímica….quiero comérmelo todo y aprenderte. Un saludo, enhorabuena y no nos dejes sin pan a los necesitados.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s