Bragas y ratones

Menudo trayecto de ida y vuelta a la paz que se te ha escondido en las bragas; largas esperas en tus cervicales, mucho animal suelto por ahí, en los pasillos de tu ajetreado cerebro.

Eres todo contemporaneidad y me supera, tienes demasiado cuerpo rodeándote el alma, demasiadas pastillitas de color, sé que me voy a quedar clavada en esa garganta y no quiero, no hay curva que me vaya a sacar de tu estómago de bicho enfermo, si me meto.

Hay muchos ratones dispuestos a roer el mismo queso y muchas trampas con hambre de carne con pelo; mucho morbo por detrás de la nevera, hay demasiada lencería en este limbo que defines (erróneamente) como trascendental. Mucho hierro para tan poca brusquedad en la sangre.

Tienes enredados tus preceptos morales y pretendes que te escriba una lista de la compra con lo que te falta ahí dentro para ser feliz; no soy una puta del amor, no voy a saciar tus carencias insustanciales.

Yo, que soy una carencia con bragas, eso dice el espejo del ascensor.

Anuncios

Publicado por

4 comentarios sobre “Bragas y ratones”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s