Polilla

Hay una polilla que se está muriendo dentro de este teclado, la noto recorriendo el fondo del aparato, moviéndose despacio debajo de mis dedos. Por eso escribo con prisa, por eso hoy no pienso demasiado, por si se atasca entre dos teclas y no puedo escribir la palabra “puta” nunca más. Puta, puta, puta. Puedo copiar y pegarlo si lo dejo aquí guardado. Esto no es un poema, es una copia de seguridad, por si la máquina deja de funcionar impidiéndome decir lo que tanto me molesta en el cerebro.

Me está dando mucho asco golpear las teclas con ese zumbido por debajo, con miedo a que la próxima G sea un cuerpo ovalado y duro con pelos haciendo presión contra los plásticos. No sé por dónde coño ha entrado, hay un pequeño agujero detrás de una de las patitas que lo mantiene erguido sobre el escritorio, pero este bicho suena grande, no puede haber entrado por ahí y, si lo vuelco, vuela en dirección contraria.

Igual ha nacido de las letras, igual Si escribes quince veces seguidas “neopreno” nace una polilla dentro del teclado, me lo creo como un test en la SuperPop.

“Pop” va a hacer en cualquier momento su cuerpo denso, es un insecto poeta, me está chupando las letras, hasta los espacios se come, la muy puta.

Hoy quería escribir sobre las flores de los fantasmas, pero va a ser imposible.

Va a ser imposible escribir hoy.

Anuncios

Publicado por

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s