Putada


No me das tiempo en la vida para serme entero. Y eso es una putada.

Me da tiempo a que tu solitaria geografía se convierta en un claustro con vistas a la indiferencia, o a vislumbrar tu rojo sobre el mío si me asomo a tus ángeles de basura; pero no me das tiempo para serme entero.

El margen de beneficio es escaso, apunto alto y luego llueve una tragedia griega, oficialmente ya he perdido la batalla por nacer humana y saberme finita. Y eso es una puta mierda.

Te brilla la lata de las metáforas, la veo relucir desde el paredón; estoy intentando masticar los destellos que me llegan a los ojos pero resbalan por el humor acuoso y me perforan trozos de los globos, te veo a intervalos.

Me quedo con la Venus que segrega tu pubis, con tu naturaleza de Todo a cien, con tu boca vacía de mi y tu efervescencia profiláctica.

Y me pierdo lo que serás después de morir, antes de nacer otra vez, o entremedias de mí.

Anuncios

Publicado por

4 comentarios sobre “Putada”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s