Cuatro cosas que ocurren

Lo aburrido:

Ya sé de dónde viene la luz, creo que ya sé de dónde viene: de donde siempre, de donde no puedo estar nunca. Doy vueltas enfermas carentes de significado, sin trámites, sólo elemento bruto. Doy por perdidos los ataques de amor y, por desgracia, los de odio. Carezco yo de mi cuando te vendo mi materia, una vez en casa me abres como un regalo aburrido, me quitas los papelitos, las pegatinas, el celofán y me quedo triste en mitad de una habitación que no es mía, en un contexto especular que me deforma. Y te entretengo con mis cosas de mentira, con mis trescientos adornos. Y la luz viene de allí, de donde siempre, y genera esta sombra dura por detrás de mi cuerpo desenvuelto en cualquier parte.

 

Lo absurdo:

Me irrita esta contradicción ingente de estrategias basadas en viajes astrales, todo ocurre fruto de causas empujadas unas tras las otras en las escaleras mecánicas. Es bruto de imprevisible que es, está roto de tanto manosearse. No es estable, ni tampoco lo contrario. Ocurre como ocurren todas las cosas: para dar por culo. Ocurre cuando ocurren todas las cosas: cuando no hace falta. Veinte fantasmas bailando, veinte cuentos dadá ocurren, en 24 horas dos renuncias y un suicidio (me colgué del techo con una serpentina porque quería celebrarlo después). Y ya.

 

La velocidad:

Habrán aparecido ya, en lo que he escrito esta mierda, veinte perras sin collar, todas entrando en tu vida hasta el fondo del cuarto de estar, donde a mi me gusta escribir. Es fugaz porque es eterno y al no moverse, por abarcar ya todo, no lo veo pasar. Tú dices que estás, yo me lo creeré, te oigo acabarte. No me ha dado tiempo a terminar de nacer, tú ya has devorado la placenta y te limpias lo que gotea con servilleta de tela rosa, y no sé dónde quedarme ahora a ser.

 

El miedo:

Y, si todo eso ocurriese como deberían ocurrir todas las cosas: en pos de la eternidad… y, si todo ocurriese donde lo necesito: lejos de mi… Pero exactamente orbita en mi adolescencia marchita, en la que ya debería saber qué impuestos hay que pagar. Pasa todo pálido y sencillo como una fiesta de cumpleaños. Y no quiero que termine, porque no debería haber empezado.

Anuncios

Publicado por

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s