Pulpa

Mi pulpa violeta, maltratada, onírica, cárnica y esbelta. Mi pulpa de miedo enternecedor, de sado de plástico, su tipografía helvética, su rgb (149, 105, 175), todos los vestidos de color purpúreo que le pongo a mi arquetipo existencial, este fractal ultrasensorial, esta melodía de chisme roto, de aparato electrónico, mi banda sonora de glitch esquelético.

Todo eso llevo dentro de la ropa interior.

Un chicle de opio, un cataclismo ocular, una orquídea electrónica, un dígito lunar. Una flor de goma, su olor a porexpan, su tacto de gominola, sus poemas de mierda, su belleza insectívora. Un trozo de na-da un Ad-án y su Eva, bajo mis bragas cometiendo pecados, despertando serpientes, castigados por su curiosidad; eso es mi pulpa.

Mi pulpa los martes, rota, desquiciada, al borde de un flan; bricks azules de zumo con esquinas de corte radial, luces de bajo consumo, espacio perforado, perfume de tinte espacial. Y las bolas de cristal, y el tiempo y los agujeros, un espejo con demencia, una muñeca apolillada, llevo, bajo la falda, un trastorno extrapolar, un color morado intenso, un anorak.

Y más y más desastre emocional. ¿Quién iba a quitarme la ropa si no fuese para llorar?

 

 

Anuncios

Publicado por

3 comentarios sobre “Pulpa”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s