Oda lingual


La boca es un encuentro que escuece, la boca siempre sucede lenta, es una carnicería blanda donde pueden ocurrir el resto de las cosas. Las hay pobres y sucias u ostentosas y lamidas, yo las quiero todas, amor, te deseo en todas las bocas del mundo.

La boca es la voz que al contacto con el mundo se materializa y, como dos pétalos de carne oscura, brotan hacia lo lejano. La boca es el contacto con lo ajeno, el eje del rostro, es una comisura cosida burdamente al látex carne que nos cubre, pero es mito y caverna, es tibia y es granate y rozarla es perecer en un invernadero hondo.

Cómo quieres que no te busque en todos los labios, si eres del color de la orilla de los dientes, del tacto de las papilas engrosadas, del  líquido que gotea desde la voz de la pulpa rosa. Cómo no voy a buscarte si besarte es violar tu esencia, si dos labios gruesos pegados son un vals de margaritas, si tú eres lo que tu boca embaraza, si mi religión está basada en una oda lingual y tu boca, inigualable, se come el resto de mis sentidos.

 

 

Anuncios

Publicado por

8 comentarios sobre “Oda lingual”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s