Girasoles de carne

Si extiendo las manos hacia la materia noto lo inconexo del mundo intangible, creo en la belleza, es mi religión, es el nexo cóncavo entre piedra y armonía y, si pierdo la noción de una de ellas, recurro al absurdo, al vibrar de lo inmóvil, al levitar del peso, a la gravedad del no-volumen.


Una luz de tono grave aterriza esta mañana en tus rasgos eufóricos, esbozas media rodaja de sonrisa adormilada y puedo entrever tu lengua de melocotón. Observas mis girasoles de carne destrozando tus indios de acero, danza un volumen extraño entre los centímetros que nos separan, un volumen hueco y blanco, un volumen que perfora nuestras películas protectoras dejando al descubierto nuestra capa más lacerante, nuestro movimiento de bebé en pañales y unas lágrimas que emanan de cualquier parte de este planeta.

Arranco los tallos que te crecen entre los dedos, en los pliegues de los párpados, en la cama que te sostiene, me como tus hojas secas mirando con quietud la luz que te rebosa. Y aún veo tras tu médula la mancha azul de aquella vez, cuando te salpiqué de odio y me arreglé los tirabuzones con ojos de hija de puta. Por eso te gusta el rostro de lascivia adormecida, por eso quieres teñirte de todo lo que salpique mi boca, porque has perdido el fluir de las cosas, porque ya sólo ves belleza en el levitar absurdo y continuo de este dolor que nos provocamos cuando amanecemos uno bajo el otro.

Anuncios

Publicado por

5 comentarios sobre “Girasoles de carne”

  1. Acarciar al durmiente, al que nos amanece al lado, es darle lo que desea. Y ya sabemos que no todos saben despojar al cuerpo en una caricia hasta dejar al descubierto esos girasoles de pura carne.¿No será que acariciar es entrar en la conciencia de alguien?. Me asusta mirar a los durmientes, escapan y descansan de mí; ¿qué queda de mí tras esa máscara con la que el sueño les cubre el rostro y que a veces les avergüenzan al despertarse?.

    Le gusta a 1 persona

    1. Será que las pieles nunca se acostumbran del todo y, aunque se busquen constantemente, se huyen inevitablemente después. Ver amanecer a alguien es peligroso, es su estado de armonía contra tu cruda realidad. Toda esa conexión es magia oscura.

      Le gusta a 3 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s