Zorra de miel

Tú eres lo que existe entre la potencia y el acto, yo tengo tiempo y bragas de sobra para ti; quiero amarte hasta que enfermen mis manos, ser un homenaje al escozor cada mañana. Pero vuelves siempre envuelta en otras flores, entre otras palabras violentas que no tienen mi voz. Y te odio, te odio por pasar delante de mi con esos pasos de libélula y no quedarte a iluminarme, maldita zorra de miel.

Voy a destrozar tus carruseles de plástico morado, a amoratarte el amor, a joderte viva. Úntame esa lengua en los pies, que quiero resbalar cuando te siga, para caer al suelo y ver desde abajo cómo se pudren tus bragas de niña.

Anuncios

Publicado por

8 comentarios sobre “Zorra de miel”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s