Profunda humedad frecuente

Quién hirviese sobre tu mágica mirada de jabón, sobre tus modernos tanques de seducción sedentaria; quién llegase a tu extraordinaria respiración castaña y sus hilitos de perversión. Tus olas, como indios, alternando triunfos y escándalos, tus órganos de hierba, tus bosques plásticos sin consecuencia viva, con algoritmos leves, con ansiedad erótica y depresiones bermellón.

Irrumpes en el clásico trastorno de la amarga nitidez humana, inicias tus esporas sobre ojos ya mezclados, es funcional y conveniente saciar las prioridades gruesas de los triángulos inquietos.

Para qué los timbres ni las metáforas, para qué lo oscuro y sucio y triste, para qué; con toda la normalidad de profunda humedad frecuente, con toda esta arbitrariedad trágica y envolvente, con todo este domingo por delante, para qué.

Felices de sufrir un cráter, plenos por venir de lo visible, ángeles de cáncer cantan a las orillas de la sencillez suprema y mutua.

Y yo me enfrío.

Anuncios

Publicado por

4 comentarios sobre “Profunda humedad frecuente”

  1. “….triunfos y escándalos, tus órganos de hierba, tus bosques plásticos sin consecuencia viva, con algoritmos leves, con ansiedad erótica y depresiones bermellón”. Hasta aquí llega el aroma, te metes en las letras. Leerte es ‘ser y sentir cosas’.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s