Poema para regar las plantas


Una planta me observa quieta desde la tierra,

me duelen sus hojas, me duelen sus raíces,

bailo alrededor de una fotosíntesis compleja.

 

He perdido la noción de la naturaleza,

cada peso de cada cuerpo

es una dimensión doliendo;

la estructura vence al tiempo,

el tiempo vence a la velocidad;

la violencia fluye lenta en estas horas difíciles,

el teatro ocurre dentro igual que los detalles.

 

La sombra mágica creciendo en un lugar

donde el rojo y el verde son lo mismo,

un cataclismo que escuece en todos los extremos,

una cosecha, de sensaciones densas, que no nace.

 

Y otro paraíso, más cerca,

otras semillas alargando su presencia

bajo tierra de fértil apariencia

y sapos, y columnas y ordinarias sensaciones,

que transcurren mientras riego las flores de mi balcón.

 

Anuncios

Publicado por

6 comentarios sobre “Poema para regar las plantas”

  1. Me conmueven las manifestaciones de vida de las plantas; desde el esfuerzo de las guías de las trepadoras buscando a que abrazarse, hasta adoración al sol de los girasoles y la glotonería de las insectívoras. Víctimas de plagas se resisten a morir hasta el último aliento.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s