linda antropología

2016-07-26-09-54-14-1


Entran dos clientes a la dimensión y piden flujo, saltan, son superficiales, uno rubio y otro pensativo, llevan llaves en los bolsillos, tienen fiebre permanente y están heridos por su propiedad, recitan versos y dan fiestas, uno lleva lentes, el otro no paga sus facturas. Se sientan en una silla, la fiebre sube, parecen dos químicos con dientes, observan los muebles en la intimidad, las dramáticas curvas, los palacios de hierro, se sienten amargos, superan la flexibilidad de los economistas porque tienen preciosas habilidades en la inteligencia, dieciséis años y una cuerda, son rápidas criaturas con sonrisa de oliva.

Bailan solos cerca de las lámparas, atacan los círculos de semejantes, su linda antropología les acerca a la primera filosofía de la soledad; adivinan los impulsos derivados de la realidad, lo masculino y lo medieval, la semilla y la manteca. Su miseria de manzana, sus desnudos griegos y oscuros hablan de intentar huir del deseo, de lo lento, del bautismo; y se abstraen de sus padres a través de los detalles, el vicio y la ruptura.

 

Anuncios

Publicado por

Un comentario sobre “linda antropología”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s