noche amarilla

2017-05-03 12.18.59 1-1


Hay una mosca en el pasado,

donde aún me resulta bonito

verte llorar de soledad.

 

La noche cuelga y se vuelve amarilla,

de pronto todas estas hojas secas

adquieren una violenta forma de estar quietas

rozando, con sus muertos tallos, mi pared.

 

Y me pregunto,

¿voy a sentirme así para siempre?

 

Sé que no quedan demasiados minutos

de esta sensación poco profunda,

quizás un par de olas más

y luego, como siempre, nada.

 

agua en el jarrón

2017-04-11 07.19.00 1


Hay un síntoma de muerte en esta casa,

puedo sentirlo como siento plantas sin vida en la sopa;

observo la mandarina y el sol,

los límites del balcón, las charcas.

 

Hay un extraño espacio templado y quieto,

lo más parecido al acto del pensamiento,

creo que es el agua del jarrón

que, sin mirarme, me mira.

 

Es un síntoma estallado

en una esquina de una habitación;

está sola, quieta,

está el agua,

la acción de estar también está

y ella sí me mira,

me hace sentir acompañada en este trozo de hogar vacío

desde el que puedo oler el laurel y la lejía en la cocina.

 

mujer-soledad

_mg_3665


Este vientre ceñido me dota de una absurda necesidad universal, me relega a lo aún útil de mi cuerpo, toda la sociedad se yergue entorno a este vientre, todo ser abstraído busca la sombra de este acto que ejerce una mujer en el mundo.

Qué degradación, sentirme apartada del placer y el sufrimiento, qué enfermedad comenzó en mi nacimiento y se extiende aún por todo mi cuerpo, que es solamente lentitud y carencia.

 

curva en la pared

2017-01-17-10-11-59-1


Advierto una curva en la pared

y resulta, de pronto, tu cuerpo,

como una muerte riendo contra mí;

salgo de tu escultura y me arrastro

hacia cualquier otro objeto anguloso

que no me recuerde a ti.

 

Pero estás en toda la literatura de esta casa,

en la sombra que atraviesa las plantas del balcón;

plenamente dolorosa te olvidas de mí,

de mi materia inútil,

y te sientas a enamorarte del resto las cosas.

 

sola en la sombra

2017-03-05-10-23-25-2


Me siento, a mi propio paso, piel de mandarina, toda mi inteligencia queda a la fea sombra de un cuerpo y, ¿dónde voy a situar esta curva blanda?, ¿dónde voy a llevar a morir estas uñas y este pelo?

La única forma sin piel que conozco es la idea. La única idea que conozco proyecta soledad donde está mi cuerpo, que duele desde el nacimiento.

Y así me miro, sola en la sombra, seca en las cosas.

 

soy las tetas y el alma

2017-03-15 12.13.40 1


/autorretrato/

Cuando me enamoro siento moscas, y el resto del tiempo me siento la niña triste que sube la escalera; siento el dolor de las manzanas y las cortinas y, a menudo, quiero salir del verbo. Observo las cosas de las cosas y me admiro con el asco de la levedad y las flores. Siento el laurel y lloro ante el movimiento; estoy quieta en la ropa y me quiero con toda mi soledad. Soy en la sombra y en la sopa y desearía resumirme a luz y agua, pero no hay danza que me ampare. Soy el acto de sentarme en una silla, soy una cucharada, la leche y el pan; me espero en una mesa, me contengo en la biología. Me siento el insecto femenino de un jardín que nunca florece y, aún así, está lleno de flores.

 

intolerable sensación de dolor

2017-02-13 01.54.43 1


Mira esta intolerable

sensación de dolor

que aparece en mi alimento lento

y se reduce a migas

y manchas de vino.

 

Mira este absurdo tenedor brillante

reflejando,

sucio,

el techo del salón,

y mira el televisor cotidiano,

cuadrado,

brusco,

emitiendo en directo

caras más o menos estéticas.

 

Mírame a mi,

idiotamente impersonal,

sirviendo el té,

observando esta situación

que no me pertenece,

que no me define,

ni contiene,

ni significa.