poema para el estado de descomposición

_MG_5143 copia


Me siento al sol, al río y a la hoja

a las lenguas frescas de los pastos,

me siento a ver los niños y las rocas

pesar delante de mi durante años.

 

Supongo que ya estaré descompuesta

seré alimento de algún gusano,

hace demasiado tiempo

que perdí la noción de mi cuerpo.

 

Anuncios

nuestras uñas

Processed with VSCO with p5 preset


Esta vacía forma de la muerte

que ocurre bajo cada algodón empapado en llanto,

llanto a cucharadas y una carencia irregular en las manos,

y un vestido naranja que ya no sonríe.

 

Cómo no vamos a gritar sin normas,

con este joven hambre que duele en todo el cuerpo,

sentimos las cuatro esquinas

de todos vuestros oscuros sentimientos de carne.

 

Hay cobre e hijos de la sombra

en estas calles profundas que no nos acompañan.

 

Y ante la tranquila existencia del horror,

nos agachamos leves a escondernos,

a llorar por lo descolorido de nuestras uñas.

 

forma y preludio

Processed with VSCO with a6 preset


Hondas fosas huecas de pintura y planta

habitan caracolas en la tierra seca,

grueso grano óseo, curva estalactita,

es recorrida por la hormiga de todo el universo.

 

Hay ruido en el insecto,

en la delicia colectiva,

hay una húmeda forma de desprendimiento,

un equilibrio en el cuerpo

y una mujer en la herida.

 

a la muerte de la natulareza:

Processed with VSCO with hb2 preset


Cuando aún, inconsciente como tú, danzaba alrededor

y te veía con todo el cuerpo

y después te soñaba con humedad y calor,

hundíamos las dos nuestro gesto

en el lento movimiento de lo que nace;

cuando aún no era tan evidente

el contorno entre mis pies y tu tierra,

podíamos pasar las horas

y, a pesar de las muertes pequeñas alrededor,

jugar a los charcos, a las lombrices y a la arena.

 

Te recuerdo como un fértil encuentro con la nada,

como un giro eterno y plural,

te recuerdo del color de la infancia.

 

Y ahora, pasto de la fobia y el dolor,

disfruto en soledad

de tu triste e injusta muerte dentro de mí,

con la calma,

con el alivio de saber que tú siempre que mueres

estás volviendo a nacer.

 

agua en el jarrón

2017-04-11 07.19.00 1


Hay un síntoma de muerte en esta casa,

puedo sentirlo como siento plantas sin vida en la sopa;

observo la mandarina y el sol,

los límites del balcón, las charcas.

 

Hay un extraño espacio templado y quieto,

lo más parecido al acto del pensamiento,

creo que es el agua del jarrón

que, sin mirarme, me mira.

 

Es un síntoma estallado

en una esquina de una habitación;

está sola, quieta,

está el agua,

la acción de estar también está

y ella sí me mira,

me hace sentir acompañada en este trozo de hogar vacío

desde el que puedo oler el laurel y la lejía en la cocina.

 

intolerable sensación de dolor

2017-02-13 01.54.43 1


Mira esta intolerable

sensación de dolor

que aparece en mi alimento lento

y se reduce a migas

y manchas de vino.

 

Mira este absurdo tenedor brillante

reflejando,

sucio,

el techo del salón,

y mira el televisor cotidiano,

cuadrado,

brusco,

emitiendo en directo

caras más o menos estéticas.

 

Mírame a mi,

idiotamente impersonal,

sirviendo el té,

observando esta situación

que no me pertenece,

que no me define,

ni contiene,

ni significa.

 

cosquillas

2017-01-08-10-36-34-1


Yo era las cosquillas de mi madre y me ha costado acostumbrarme a quién no lo hacía bien, a desvestir de género el gesto, la anatomía, el deber, llamar a las cosas por su ser y no por su nombre con letras codificadas con un censo masculino, entablar un diálogo profundo en una superficie espesa con sus ojos en mi ombligo; tratar de respetar una complejidad anónima construida sobre un instante y no sobre un individuo. Y sentir esta amarilla y tersa existencia mía, como una danza en la danza.