forma y preludio

Processed with VSCO with a6 preset


Hondas fosas huecas de pintura y planta

habitan caracolas en la tierra seca,

grueso grano óseo, curva estalactita,

es recorrida por la hormiga de todo el universo.

 

Hay ruido en el insecto,

en la delicia colectiva,

hay una húmeda forma de desprendimiento,

un equilibrio en el cuerpo

y una mujer en la herida.

 

a la muerte de la natulareza:

Processed with VSCO with hb2 preset


Cuando aún, inconsciente como tú, danzaba alrededor

y te veía con todo el cuerpo

y después te soñaba con humedad y calor,

hundíamos las dos nuestro gesto

en el lento movimiento de lo que nace;

cuando aún no era tan evidente

el contorno entre mis pies y tu tierra,

podíamos pasar las horas

y, a pesar de las muertes pequeñas alrededor,

jugar a los charcos, a las lombrices y a la arena.

 

Te recuerdo como un fértil encuentro con la nada,

como un giro eterno y plural,

te recuerdo del color de la infancia.

 

Y ahora, pasto de la fobia y el dolor,

disfruto en soledad

de tu triste e injusta muerte dentro de mí,

con la calma,

con el alivio de saber que tú siempre que mueres

estás volviendo a nacer.

 

el río

Processed with VSCO with m3 preset


Tú y yo acabándonos en la superficie del río,

quedándonos en el agua y las rocas,

pasando al reflejo, a solamente la luz,

dejando en la orilla nuestros cuerpos levemente morenos,

tendidos al sol y a la arena.

 
Tú y yo ahora en el fondo de lo infinito

que espera, bajo la materia, a ser habitado,

y sonidos de insectos y pequeños ojos de animales

posados ya sobre lo que dejamos arriba,

y un puñado de vegetación salvaje

trepándonos para recomponernos en la suela de las semillas.

 
Cuatro manos pasando a la capa del barro

y mientras, lejos, donde no llega el movimiento,

una breve ola estática

significando nuestros seres para siempre.

 

herida de arena

Processed with VSCO with m5 preset


Hay un sueño cerca,

tibiamente teñido de arena,

una posibilidad blanda

de rozarte con el cuerpo,

de notarte pesando en las manos.

 

Hay una herida

cerrándose alrededor de este estado

en que no sé si duermo, deseo

o he muerto.

 

Siento

que sólo puedo percibirte en esta sensación,

en estos tonos que caen de forma lenta y profunda

a través de todo.

noche amarilla

2017-05-03 12.18.59 1-1


Hay una mosca en el pasado,

donde aún me resulta bonito

verte llorar de soledad.

 

La noche cuelga y se vuelve amarilla,

de pronto todas estas hojas secas

adquieren una violenta forma de estar quietas

rozando, con sus muertos tallos, mi pared.

 

Y me pregunto,

¿voy a sentirme así para siempre?

 

Sé que no quedan demasiados minutos

de esta sensación poco profunda,

quizás un par de olas más

y luego, como siempre, nada.

 

agua en el jarrón

2017-04-11 07.19.00 1


Hay un síntoma de muerte en esta casa,

puedo sentirlo como siento plantas sin vida en la sopa;

observo la mandarina y el sol,

los límites del balcón, las charcas.

 

Hay un extraño espacio templado y quieto,

lo más parecido al acto del pensamiento,

creo que es el agua del jarrón

que, sin mirarme, me mira.

 

Es un síntoma estallado

en una esquina de una habitación;

está sola, quieta,

está el agua,

la acción de estar también está

y ella sí me mira,

me hace sentir acompañada en este trozo de hogar vacío

desde el que puedo oler el laurel y la lejía en la cocina.

 

mujer-soledad

_mg_3665


Este vientre ceñido me dota de una absurda necesidad universal, me relega a lo aún útil de mi cuerpo, toda la sociedad se yergue entorno a este vientre, todo ser abstraído busca la sombra de este acto que ejerce una mujer en el mundo.

Qué degradación, sentirme apartada del placer y el sufrimiento, qué enfermedad comenzó en mi nacimiento y se extiende aún por todo mi cuerpo, que es solamente lentitud y carencia.